Un vino con todo el arte

Se denomina el Primero y, cada año, su etiquetaje es motivo de creación artística para Bodegas Fariña, que auna el sabor de un vino exquisito con el arte.

Primero es el primer vino de maceración carbónica de la zona. Elaborado al 100% con Tinta de Toro, este vino joven hace gala de una espectacular gama de sabores y aromas. Cada año viste una etiqueta diferente que reproduce la obra del ganador del concurso nacional de pintura “Primero de Fariña”.

‘Primero 2011’

Este año ha sido la artista taiwanesa Lun Yang la que vestirá a Primero 2012, un concurso que Bodegas Fariña lleva realizando desde hace 7 años y que siempre es un acontecimiento social.

La nota de cata de Primero 2011

Calificación: D.O TORO
Variedad: 100% Tinta de Toro
Elaboración: Maceración Carbónica. Maceración y fermentación durante unos 7 días a 20ºC en depósitos de fermentación de acero inoxidable.
Cata: Color rojo picota con matices violáceos. Explosión aromática de frutas rojas frescas, recuerdos de frutas del bosque y flores blancas. En boca es fresco, afrutado, largo y sabroso, intensificándose en el retrogusto los aromas a fruta fresca.

Consumo óptimo: 1 – 2 años después de la cosecha
Gastronomia: Carnes rojas, quesos suaves e incluso pasta. Este vino se puede disfrutar solo.
Temperatura de servicio: 15 – 17ºC
Graduación: 13,5%

Anuncios

Bodegas Valentín Pascual: un exclusivo paseo por los vinos con tiempo

Un viaje en el tiempo y por los sabores, tan similares hoy como antaño, es lo que hacemos al paladear algunos de los vinos que surgen de las Bodegas Valentín Pascual Weigand. Un ejemplo, como el Tinto Joven, elaborado con un 95% de tempranillo, con pequeñas aportaciones de garnacha y de mazuelo, procedentes de viñedos propios. El resultado es un vino de color rojo púrpura intenso, muy aromático y equilibrado.

Pero ¿Qué es lo que destaca de estas bodegas riojanas? Vamos por partes: primero, las mismas bodegas. Cinco siglos de historia, que se dicen pronto, y un sistema de maceración fiel a la tradición. ¿Quieres saber más? Conozcamos a la familia que dirige estas bodegas.

Valentín Pascual con su hijo José María, por lo que la saga bodeguera continúa.

Pascual Weigand es en la actualidad el último ´cosechero´ de Cenicero. Biznieto del ilustre riojano Felipe Lagunilla San Martín (fundador de Bodegas Lagunilla en 1885) es la cuarta generación de una familia entregada al Vino de Rioja y cuya saga tiene visos de continuar en la figura de su hijo.

La tradición y espectacularidad de sus bodegas hacen que sean un punto de referencia dentro y fuera de la zona y que, incluso, se puedan visitar. En esta antigua bodega del siglo XVI se continúa elaborando sus vinos por el proceso clásico de maceración carbónica.
Sigamos el proceso: la fase de la vinificación la realiza en dos lagares de piedra de sillería que como sus tres calados datan de principios del siglo XVI.

Uvas fermentando en uno de los lagos.

Después el vino reposará durante 6 meses en 9 grandes cubas de roble (con más de 200 años de antigüedad), donde se realizará la fermentación malo-láctica, y alcanzará su plenitud. Merece la pena poder ver de cerca este entramado de pasillos y espacios, vigentes desde hace ya cinco siglos.

La bodega de Valentín Pascual está datada del siglo XVI.

Bajada a la cueva de las bodegas.

Este ´cosechero´ tradicional, elabora además de forma artesanal el vermut “Pascali”.

Y después de este paseo, sólo nos pueden quedar ganas de llamar para reservar una visita a estas bodegas que nos hagan viajar hasta el pasado con el sabor de presente.

BODEGAS VALENTÍN PASCUAL Plaza de España, 2 26350 Cenicero (La Rioja) Teléfonos de información y reserva: 608 57 22 44 y 941 45 40 53

Los nuevos vinos de Bodega Liba y Deleite

ACONTIA, el nombre de un antiguo pueblo Vacceo, asentado en la ribera del río Duero es la nueva marca con la que se comercializan los vinos de las dos Denominaciones de Origen: D.O Ribera de Duero y D.O. Toro.

ACONTIA D.O. Toro se elaboran con 90% de uva Tinta de Toro y 10% uva Garnacha mientras que, ACONTIA D.O. Ribera del Duero nacen de la armonía natural que nos ofrece la uva Tempranillo y su exclusivo envejecimiento en barricas de roble español

Los vinos Acontia han seducido al famoso torero Francisco Rivera Ordóñez, quien ha adquirido el 25% de BODEGAS LIBA Y DELEITE
A Rivera Ordóñez le entusiasmó el proyecto que la bodeguera Maite Geijo y su marido Roberto Martín llevan desarrollando desde el año 2006: elaborar los únicos vinos con crianza en barricas de roble español bajo las Denominaciones de Origen Ribera del Duero y Toro, uno con 12 meses de crianza y otro con 6 meses de crianza en cada Denominación, por lo que les propuso a los bodegueros entrar a formar parte del accionariado de Bodegas Liba y Deleite. El pasado mes de julio se formalizó el acuerdo y al finalizar la temporada taurina, se materializó la adquisición del paquete de acciones por parte del torero.

En ACONTIA el diestro ha descubierto unos vinos diferentes y comparte con sus creadores la filosofía de utilizar roble español para el proceso de envejecimiento

Además, han ampliado su cartera de vinos, ofreciendo al mercado 2 tipos de vino en cada Denominación, uno con 12 meses de crianza y otro con 6 meses de crianza, todos en barrica de roble español navarro, lo que les hace únicos en el mercado, a la vez que debido a la escasez y altísima cotización de estas maderas, los hace aún más distinguidos y exclusivos. La producción de los vinos ACONTIA ROBLE ESPAÑOL será de 300 mil botellas.

PVP aprox.: Acontia 6 meses de crianza 7,50 € – Acontia 12 meses de crianza 16 € (mismos precios en ambas Denominaciones)

La bodeguera Maite Geijo y su marido Roberto Martín junto al torero, Francisco Rivera Ordóñez

[/caption