El verano corre por cuenta de La Sirena

Atención a los consumidores, sabiendo que con la llegada del buen tiempo los helados se convierten en protagonistas de muchos postres, tentempiés o caprichos, la cadena especialista en congelados La Sirena lanza 11 nuevas referencias de helados para el verano.
¿Los sabores? Vayan tomando nota:
El bombón limón con chocolate blanco


Refrescante bombón relleno de limón con una crujiente cobertura de chocolate blanco y trocitos de galleta. PVP: 1,99€. Caja 3u. (360ml)

Tarrinas de turrón y de vainilla

Helado de vainilla con salsa de caramelo y bolitas de caramelo recubiertas de chocolate con leche. PVP: 2,49€. Tarrina (500 ml)

El cono tres chocolates sin azúcares añadidos

Cono de chocolate negro y chocolate blanco cubierto por una capa crujiente de chocolate y almendras. PVP: 2,99€. Caja 4u. (480ml)
O los mini ice machine</strong>, 10 minipolos con 5 sabores: helado de agua sabor a cola, sorbete de fresa, sorbete de naranja, sorbete de piña, sorbete de limón. PVP: 1,19€. Caja 10u. (200ml)

Y el Murcihelado: Cremoso helado de vainilla con un dibujo en el interior de un murciélago de chocolate. PVP: 2,49€. Caja 4u. (400ml)

Estos son algunas de las novedades de La Sirena que llega a las 100 referencias en helados.

La Sirena ofrece multitud de opciones en su vasto catálogo de helados compuesto por propuestas para todos los gustos, en distintos formatos pensando en la comodidad (barras, tarrinas, helados o conos) y en la cantidad (mini o individuales, entre otros), y, como no, en las necesidades de cada uno (con o sin azúcares, propuestas atractivas para los más pequeños, etc.) y siempre a precios ajustados.

Anuncios

El atún, el bonito del Norte y las anchoas, mejor ecológicas

De la mano de de Conservas Ortíz llega una nueva gama de conservas de atún claro, de Bonito del Norte y Anchoas en aceite de olica virgen extra procedente de la agricultura ecológica. Más sana. Más natural y más compremetida con el medio ambiente es esta nueva gama de productos de la conservera para la que se utiliza pescado salvaje. Su proceso de fabricación está certificado por el Eneek, Consejo de Agricultura y alimentación ecológica de Euskadi.

El bonito del Norte se pesca con caña, uno a uno, durante la costera de verano y está elaborado de forma 100% artesanal. Existe en lata de 112 gramos y en tarro de cristal de 190gramos.

La anchoas, por su parte, maduran en un barril con sal durante un periodo mínimo de seis meses. Una vez maduras, se filetean una a una y se conservan en aceite de oliva virgen extra ecológico.

La mejor forma para degustar lo más exquisito del mar.